tiktok (2)

Mi nombre es una Mentira

Mi nombre es una Mentira

Seguro que piensas que me llamo Lina Stürmer. Así me llaman, así figura en mi página web, así sale en todas mis redes sociales (Instagram, Youtube, Facebook y Tiktok) y así me nombran en medios de comunicación. Sin embargo, si indagas un poquito, quizás encuentres un dato muy interesante que pocos conocen. En mi partida de nacimiento aparece otro nombre.

Mi nombre de pila es Carolina. Soy hija de padre canario y madre alemana, por lo que, como es costumbre en España, porto dos apellidos: Marrero Stürmer. ¿Entonces cómo y por qué se trasformó mi nombre real?

Cuando era (más) joven, después de haber estudiado la carrera, me mudé a Granada sin saber muy bien lo que iba a hacer allí hasta que un día me topé con un anuncio de un cásting, donde se buscaban bailarines. Hasta ese momento solo había bailado en escuelas de baile en Gran Canaria como hobby, pero decidí probar suerte. Si lograba superar el cásting me dedicaría a bailar de forma profesional en una Compañía de Danza y Teatro, bailando en escenarios de Andalucía, haciendo giras… Ya me estaba viendo como una gran estrella, por lo que pensé que sería buena idea tener un nombre artístico. No quería que fuera un nombre inventado como tienen muchos artistas, quería que fuera algo relacionado conmigo. Dándole muchas vueltas, al final se me ocurrió lo más sencillo, mi nombre abreviado. No, Carol no. La primera parte de mi nombre no. Carol era la chica del colegio y de la universidad. Ahora quería ser alguien distinta. La última parte de mi nombre: Lina. Lina Marrero. Así me presenté en el cásting. Por eso, a partir de mi época de Granada, todos me dicen Lina.

 

¿Qué pasó con mis apellidos? Cuando volví a Gran Canaria trabajé en varios colegios. No en todos, pero sí en muchos querían docentes de idiomas nativos. Como bien sabes, no soy nativa, soy bilingüe. Aún así quedaba mucho mejor de cara a los padres y madres del alumnado decir que la profesora de alemán de sus hij@s era nativa, por lo que mi apellido canario se obviaba. Además, yo tengo doble nacionalidad y los alemanes solo llevan un apellido. De ahí que, con el paso del tiempo, mi apellido canario se haya difuminado y solo haya permanecido mi apellido alemán.

Esta es la historia de por qué se me conoce como Lina Stürmer, aunque mi nombre original es Carolina Marrero Stürmer. La cuento el primer día de clase y cuando tengo la oportunidad se lo cuento a quien tiene curiosidad y me pregunta.

 

➡️ ¿Nos cuentas tu opinión?

¿Qué opinas de contratar profesores de idiomas nativos? ¿Crees que un profesor bilingüe puede ser igualmente válido? ¿Y un profesor español que imparta clases de idiomas?

Deja un comentario más abajo y si quieres pertenecer a la comunidad de Alemán Las Palmas marca la casilla «Agrégame a tu lista de correos» para que pueda guardar tu e-mail y te lleguen todas nuestras noticias.

Comparte esta Entrada

Comenta esta Entrada

Deja un comentario

contacta